Empieza sencillo

La mayoría de las veces es mejor empezar creando un grupo de pedibus pequeño entre varias familias conocidas y ver qué tal funciona.

Normalmente sereis los padres y madres los que os pongais de acuerdo sin necesidad de más organización, pero la iniciativa puede partir también del AMPA, del centro educativo o de un proyecto de camino escolar del Ayuntamiento. El pedibus puede crecer luego si hay más gente que se interesa en sumarse y participar.

Con Trazeo es sencillo empezar. Uno de los participantes tiene que crear el grupo de pedibus, envía invitaciones a cada una de las familias restantes para que se sumen, y a través del muro (o en una conversación) se organiza qué camino seguireis, quién acompañará a los niños en cada ocasión y la frecuencia con la que caminareis juntos. Podeis añadir también al grupo la ruta que seguireis si lo deseais, para que todas las familias lo tengan claro, pero en estos casos no es imprescindible. Si acompañais a los niños de forma rotatoria, podreis organizar mejor vuestro tiempo, y la obligación se repartirá, pero esto podrá variar en función de vuestras circunstancias y lo que acordeis. En todo caso, cada día que el grupo camine con Trazeo, tantos las familias de los niños que caminen como la persona que haga de acompañante conseguireis puntos que podreis cambiar por premios. Para animaros los primeros días mientras os acostumbrais a la nueva mecánica, podeis fijar como objetivo un premio que os guste de los que ya aparecen en el catálogo e ¡ir a por los puntos necesarios!

Los beneficios de empezar así de simple es que la flexibilidad es muy grande, ya que os organizais entre familias que ya os conoceis y teneis confianza, que puede empezar muy rápido, tan pronto como vosotros querais, y que no hay necesidad de promocionarlo, planificarlo ni hacerle un seguimiento. Por contra, al ser pocos no habrá tanta oportunidad de conocer a nuevas familias, y el impacto en la comunidad en cuanto a niños que caminan y congestión de vehículos en la puerta de entrada será menor. Pero no olvides que ¡muchos pocos hacen un mucho! Anima a otras familias a crear sus propios grupos.

Empieza ahora

Únete a Trazeo