Alejandro Cao de Benós, detenido por estafas con criptomonedas

En un giro inesperado, Alejandro Cao de Benós, el español conocido por desempeñar el papel de enlace de Corea del Norte para Occidente, ha sido detenido en Madrid bajo cargos de estafas relacionadas con criptomonedas.

Esta figura peculiar, protagonista en los medios como delegado especial, presidente de la Asociación Amigos de Corea del Norte y organizador oficial de viajes a este pais, se encuentra en el centro de un escándalo que desencadenaría tensiones diplomáticas.

Un evento que habla bien de la seguridad en España

La detención de Alejandro Cao de Benós es un evento que habla bien de la organización de los entes de seguridad en España.

Sin embargo, la seguridad no solo es un papel que juegan los organismos, sino nosotros mismos al optimizar la seguridad de nuestros dispositivos para resguardar nuestros hogares, bienes y familiares.

Si vives en Barcelona, puedes acudir a una cerrajería para que compres tus dispositivos, copies tus llaves o recibas una asesoría de seguridad siempre que lo necesites.

Cao de Benós es una amenaza para la seguridad nacional española, que aún así se pudo controlar. Y tu puedes resguardar tu hogar y bienes con ayuda de una cerrajería en Barcelona.

Detalles de la detención

Alejandro Cao de Benós, detenido por estafas con criptomonedas

Alejandro Cao de Benós, de 49 años, fue arrestado en la estación de Atocha al descender de un tren procedente de Barcelona.

La detención fue llevada a cabo a solicitud de Estados Unidos, país que lo reclamaba desde mayo por su presunta participación en estafas con criptomonedas.

La policía, siguiendo órdenes del Grupo de Localización de Fugitivos, ejecutó la captura en un momento que no dejó lugar a dudas sobre su identidad.

Antecedentes de las acusaciones

Los hechos que llevaron a la detención de Cao de Benós se remontan a 2018, cuando supuestamente organizó conferencias sobre criptomonedas y blockchain en Piongyang, Corea del Norte, violando las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Además, se le acusa de facilitar el viaje a Corea del Norte de Virgil Griffith, el desarrollador de Ethereum condenado en Estados Unidos por conspirar para ayudar al país asiático a evadir sanciones.

El FBI sostiene que Cao de Benós tomó medidas para ocultar estas actividades a las autoridades estadounidenses.

Reacción y liberación

Tras comparecer en la Audiencia Nacional, Cao de Benós fue liberado a petición del ministerio público español.

La decisión se basó en su nacionalidad española, arraigo en el país y la duda sobre la existencia del principio de doble incriminación del delito por el cual es reclamado por Estados Unidos.

Este hecho podría generar tensiones entre España y Corea del Norte, que cerró su embajada en Madrid a principios de noviembre.

Cao de Benós, en un comunicado difundido en redes sociales tras conocer su búsqueda en mayo, negó todas las acusaciones y afirmó llevar «seis años sin poder salir de España», con su pasaporte retenido debido a una acusación relacionada con tenencia ilícita de armas.

El hombre tras la figura pública

Alejandro Cao de Benós, de ascendencia nobiliaria, es miembro honorario del ejército popular de Corea y periodista honorario de Corea del Norte.

Su papel como organizador de viajes al país comunista ha estado marcado por la opacidad, especialmente hacia los periodistas.

Ha llegado al extremo de amenazar públicamente a aquellos que no cumplen estrictamente con las normas de visita y cortesía impuestas por el régimen norcoreano.

La aparente dualidad entre la figura mediática y la realidad judicial de Cao de Benós sirve como recordatorio de que, incluso entre los personajes más extravagantes, las acciones pueden tener consecuencias legales significativas.

La historia de Cao de Benós es un recordatorio de que la ley no conoce fronteras y que la transparencia es esencial, incluso en los círculos más inusuales.